El agua es constante; a veces, se mueve inquieta, otras, aguarda tranquila. El agua está viva, fluye y nunca atraviesa de la misma forma. Alimenta y también destruye. Desasosegada, el agua encuentra siempre su caudal y el camino hacia el mar.

DSC_0353.jpg
 

¡Bienvenidos al blog de A G U A V I V A!

 
moonflowers⎯⎯
the deep folds
begin to open
— HISAJO SUGITA
 
 

El blog de AGUAVIVA comparte con ustedes el proceso de creación de cada pieza y los elementos que utilizamos como equipo para inspirarnos. Aquí podrás encontrar de dónde surge la inspiración, las piezas imaginadas, el resultado y la literatura que acompaña este arte. 

 

Nuestras piezas son hechas a mano: agarramos primero tierra roja y la mezclamos con agua. Luego, amasamos el barro y lo dejamos secar. El día avanza junto a nosotros en el torno, la pieza gira en nuestras manos. Una vez lista, esperamos pacientemente a que se seque. Si el día es húmedo, esperamos aún más. La pieza pasa ocho horas en el horno, mientras imaginamos la pieza en colores. Sacamos nuestros pinceles de múltiples tamaños y materiales y los soltamos sobre las formas. Unas veces, pintar puede tomar unas horas, otras, varios días. 

 

Por un orificio del horno, podemos ver la pieza ardiente, roja como la lava, transformándose. Sabemos que la pieza pronto estará lista. Esperamos de nuevo a que poco a poco se diluya el calor tan intenso.

 

Al final, la pieza tiene una textura lisa y un tono cristalizado. ¡Es increíble cómo cambia la pieza con el calor!

 
 
IMG_1094.JPG
 

Síguenos en : @aguaviva_mexico